Anuncios‎ > ‎

Preocupación por aumento de casos de Sífilis Congénita en Panamá. Expertos analizan el tema.

publicado a la‎(s)‎ 24 jul. 2017 18:49 por Esther Melo


Panamá reporta un incremento importante de casos de sífilis congénita, pasando de 0.2 casos por 1000 nacidos vivos en 2009 a 1.9 en 2016, es decir, 10 veces más. Este repunte significativo en las estadísticas mantiene preocupada a la Sociedad Panameña de Salud Pública, porque la sífilis congénita es una enfermedad grave transmitida de madre a hijo durante el embarazo, fácilmente eliminada con un adecuado control prenatal durante el embarazo.

Durante el 2016, según las cifras del Ministerio de Salud, se reportaron un total de 141 casos confirmados en todo el país; siendo Bocas del Toro la provincia con la tasa más alta: 33 casos (7.7 casos por 1000 nacidos vivos); seguido de la Comarca Ngabe Buglé: 21 casos (3.4 casos por 1000 nacidos vivos); Mientras que en la Región Metropolitana de Panamá se contabilizaron 19 pacientes (1.4 casos por 1000 nacidos vivos).

Eddy Cabrera, médico epidemiólogo de la Caja del Seguro Social, señaló que el mayor esfuerzo debe enfocar en la atención primaria; toda vez que el tratamiento para la sífilis congénita tiene un costo aproximado de 5 dólares por paciente. Mientras, que atender a una persona enferma representa un gasto enorme para el sistema de salud. Un adecuado control prenatal no solo previene sífilis en el recién nacido, sino que sirve para controlar otras enfermedades en la mujer embarazada, reduce riesgos en el parto y da mejores condiciones para un buen inicio de la vida a los recién nacidos,  sostuvo el Dr. Cabrera.

El infectologo pediatra Xavier Sáez Llorens explicó que existe falta de prevención y de educación sexual. Para Sáez Llorens es un tema que urge atacarlo de manera frontal, advirtiendo que el impacto que puede tener la sífilis en la salud materna, como en el niño o niña, representa consecuencias enormes.

Para el director del programa de salud sexual del MINSA Dr. Raúl Bravo, el aumento de casos de sífilis es un problema de salud; originado por la falta de tratamiento, seguimiento, barreras culturales en zonas de difícil acceso lo que aumenta el riesgo en estas regiones apartadas.

Sífilis congénita es una de las enfermedades más evitables, señaló el Dr Claude Betts, presidente de la Sociedad Panameña de Salud Pública, quien además detalló que la prevención de estos casos, con un adecuado control prenatal, es parte de los indicadores de la propuesta “Generación Saludable Panamá 2030” que impulsa la Sociedad Panameña de Salud Pública, junto a múltiples sectores del país. 

Esta problemática de salud fue analizada a profundidad por un grupo de profesionales multisectoriales, quienes reconocieron el problema y realizaron una serie de aportes para ayudar a su disminución. La iniciativa es erradicar la enfermedad por completo, como ha sucedido en otras naciones del mundo. Durante el segundo conversatorio multidisciplinario, donde participaron médicos de diversas especialidades, enfermeras, docentes y dirigentes sindicales, se presentaron las siguientes recomendaciones.

·   Hacer realidad el control prenatal totalmente gratuito, como lo establece la Constitución, el Código Sanitario, el Código de la Familia y varias leyes, decretos y normas programáticas. Esto implica el no cobro a las mujeres embarazadas por su atención, incluido insumos, laboratorios, tratamientos, independiente de donde se brinda dicha atención: Centros de Salud (con autogestión), patronatos, agencias de la CSS, organizaciones externalizadas (Oes), u otras.

·      Exigir al MINSA asumir su rol de garante del derecho universal a la salud con la asignación de adecuado nombramiento y capacitación de recursos humanos, compras de insumos y todo lo necesario para fortalecer la red de servicios públicos de salud, haciendo realidad la estrategia de atención primaria de la salud en todo el país, incluyendo la realización de visitas domiciliarias por un equipo multidisciplinario.

·      Exigir al MINSA ejercer su rol de rectoría ante las autoridades correspondientes (MITRADEL, MEDUCA, MIDES, Etc.) y asegurar la participación social, movilizando organizaciones sindicales, gremiales y comunitarias para eliminar barreras y discriminación contra mujeres trabajadoras embarazadas, y otros determinantes sociales que limitan o impiden el acceso al control prenatal y las condiciones óptimas para un embarazo, parto y buen inicio a la vida a las nuevas generaciones.

·      Implementar un solo sistema informático electrónico que, no solo mejore el sistema de información y clasificación de Sífilis, sino que permita un análisis de la situación de la atención primaria de la salud, y adoptar medidas correctivas, incluyendo evaluación y auditoría de las actividades y el impacto de organizaciones externalizadas que actúan precisamente donde la atención prenatal y la sífilis congénita están más deficientes. 

·   Promover la investigación enfocada a todo lo concerniente a la estrategia de atención primaria y el derecho a la salud, incluyendo un buen comienzo a la vida, con producción de conocimiento necesario e indispensable para guiar mejores acciones y participación comunitaria frente a los retos que esto representa para la sostenibilidad económica y social de nuestro país.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments